Facebook Twitter Google +1     Admin

"SUSTITUTOS" LA ESPERANZA DE LA HUMANIDAD ESTÁ EN LOS AVATARES

20130613100525-1371057539-807118-1371058202-noticia-normal.jpg

Buena tarde, el martes por la noche haciendo zaping volví a ver una película llamada "los sustitutos", en ella nos muestran cómo los humanos tenemos máquinas que nos sustituyen en nuestras labores cotidianas, mientras nosotros estamos en casa, hay una rebelión de las máquinas y los humanos casi cómo siempre por pasarnos de listos sufrimos las consecuencias...

Viendo este tipo de películas a veces reflexionamos sobre los avances tecnológicos, hacia dónde nos llevan, repasamos en nuestra mente la primera vez que leímos a Julio Verne, que fantástico, un personaje que en el siglo XIX tuvo la lucidez de ver casi todo lo que despues sería descubierto en el XX.

Quién no recuerda la sensación al leer "un mundo feliz" de Aldous Huxley, "1984" de George Orwell, tan recordada en nuestros días tras el escandalo surgido en EEUU con las filtraciones y el control sobre nuestras comunicaciones privadas.

Los avances en nanotecnología, robótica, neurobiología, ¿dónde está el límite?, leed el artículo publicado hoy en el periódico el País, ¿ciencia ficción o realidad futura?...

Resulta difícil imaginar que llegue un día en el que las ideas concebidas por Dmitry  Itskov, un multimillonario ruso de 32 años y antiguo magnate de los medios de comunicación digitales, no parezcan rocambolescas e inviables. Su proyecto, llamado Iniciativa 2045, por el año en el que espera que esté acabado, prevé la producción a gran escala de avatares muy reales y de bajo coste en los que se puedan cargar los contenidos de un cerebro humano, con todas las peculiaridades de la conciencia y la personalidad incluidas.

El plan consiste en reproducir una copia digital de nuestra mente en un portador no biológico, una versión de una persona plenamente sensible que podría vivir cientos o miles de años.

Cuenta con la atención, y en algunos casos el apoyo entusiasta, de voces respetadas de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts que destacan en campos como la genética molecular y las neuroprótesis. Unos 30 ponentes relacionados con estas y otras disciplinas acudirán al II Congreso Anual sobre el Futuro Mundial 2045 los días 15 y 16 de junio en el Centro Lincoln de Manhattan.

Los asistentes escucharán a personas como sir Roger Penrose, catedrático emérito de física matemática de Oxford que aparece en 2045.com con un vídeo publicitario sobre “la naturaleza cuántica de la conciencia”, y George M. Church, catedrático de genética de la Facultad de Medicina de Harvard cuyo vídeo en la misma web tiene que ver con la “extensión del periodo de salud del cerebro”. Como estos vídeos indican, los científicos están dando pequeños pasos que les acercan cada vez más a la fusión completa entre humanos y máquinas. Ray Kurzweil, director de ingeniería de Google, sostiene en su libro de 2005The singularity is near [La singularidad está cerca] que la tecnología avanza exponencialmente y que “la vida humana se verá transformada irreversiblemente” hasta el punto de que no habrá diferencias entre “los humanos y las máquinas, o entre la realidad física y la virtual”.

Los logros tecnológicos han continuado su marcha desde que escribió el libro: desde la creación de ordenadores capaces de jugar mejor que los humanos (como Watson, el ganador de Jeopardy fabricado por IBM)hasta la tecnología que hace un seguimiento del ritmo cardiaco de un jugador y quizás de su excitación (como el nuevo Kinect), pasando por las herramientas digitales para personas con discapacidades (como implantes cerebrales para que los tetrapléjicos muevan brazos robóticos).

“Esto no es una locura mayor que la de principios de los sesenta, cuando presenciamos la llegada de los trasplantes de hígado y riñón”, explica Martine A. Rothblatt, fundadora de United Therapeutics, una empresa biotecnológica que fabrica productos cardiovasculares.

Itskov dice que invertirá una parte de su fortuna en cualquier nueva empresa que le ayude a alcanzar su sueño —asegura que hasta la fecha ya ha puesto tres millones de dólares de su bolsillo—, pero añade que su principal objetivo no es hacerse más rico. Mantiene que los avatares no solo terminarían con el hambre en el mundo —una máquina necesita mantenimiento pero no comida—, sino que también marcarían el comienzo de una época más pacífica y espiritual.

“Tenemos que demostrar que en realidad estamos aquí para salvar vidas”, dice. “Para ayudar a los discapacitados, curar enfermedades, crear tecnologías que en el futuro nos permitan solucionar cuestiones existenciales: qué es el cerebro, qué es la vida, qué es la conciencia y, finalmente, qué es el universo”.

Itskov se crió en Bryansk, una ciudad situada a unos 370 kilómetros al suroeste de Moscú, con un padre director de obras de teatro musicales y una madre maestra. Fue alumno de la Academia Rusa de Economía Plekhanov, donde conoció a su futuro socio empresarial, Konstantin Rykov. En 1998, Rykov fundó una revista electrónica que llevaba por nombre una palabra inglesa obscena. Itskov se unió a la empresa al año siguiente. Crearon el blog tarakan.ru y un periódico online, Dni.ru, además de algunos sitios de juegos, otros periódicos digitales, una revista impresa, una editorial y un canal de televisión en Internet.

Pero a los 25 años, Itskov empezó a tener los síntomas propios de la crisis de la mediana edad. De repente, la esperanza de vida normal, de unos 80 años, le resultaba dolorosamente insuficiente. Y cuanto más contemplaba el mundo, más imperfecto le parecía.

Itskov piensa que debemos cambiar nuestras mentes, o al menos darles la oportunidad de “evolucionar”. Sin embargo, antes de que puedan hacerlo, necesitamos nuevos parámetros sobre lo que significa ser humanos. Y eso requiere un mundo en el que la mayoría de sus habitantes no estén consumidos por los asuntos fundamentales de la supervivencia.

Aquí es donde intervienen los avatares. Las leyes de la oferta y la demanda se cumplen en la utopía de Itskov y él da por hecho que, una vez que la producción de avatares aumente, su coste caerá en picado. También cree que las organizaciones benéficas que ahora se dedican a alimentar, vestir y curar a los pobres se centrarán en el objetivo de fabricar y distribuir cuerpos asequibles; es decir, máquinas.

Lo que Itskov describe como la cabeza mecánica más compleja de la historia, una réplica del propio Itskov de cuello para arriba, se está construyendo en Plano, Texas, sede de Hanson Robotics, una empresa fundada por el doctor en ingeniería David Hanson. “La mayoría de las cabezas robóticas tienen 20 motores”, dice este científico. “Las mías tienen 32. Y esta tendrá 36. Así que tendrá más expresiones faciales y simulará todos los grupos de músculos importantes”. La expectativa aún más sorprendente es que, mientras Itskov esté en otra habitación, sentado ante una pantalla con sensores que recojan cada uno de sus movimientos, la cabeza será capaz de reproducir sus expresiones y su voz.

Itskov ve su iniciativa futurista como un propósito para el presente: “No tenemos nada que una a toda la humanidad. La iniciativa servirá de inspiración a todos”.

Pero ¿quieren los seres humanos vivir para siempre? Si es así, ¿les gustaría pasar esa eternidad en un “portador no biológico”? ¿Qué le ocurre al cerebro una vez que se carga en una máquina? ¿Y qué pasa con el cuerpo? Si pudiesen decidir cuándo adquirir un cuerpo que les sirva de avatar, ¿cuál sería la edad ideal para adquirirlo? ¿Los avatares pueden tener relaciones sexuales? (sí, los avatares pueden tener sexo, dice Itskov, porque “un cuerpo artificial estará diseñado para percibir cualquier sensación”). Estas son solo algunas de las docenas de preguntas que suscita la Iniciativa 2045.

Si Itskov tiene éxito, la historia lo recordará como un visionario audaz cuyo dinero y energía redefinieron la vida de un modo que resolvió algunos de los problemas más pertinaces del mundo. Si fracasa, lo más seguro es que la palabra “disparatado” aparezca en su nota necrológica.

© 2013 New York Times News Service

Para Saber más se puede consultar el siguiente enlace

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2013/06/12/actualidad/1371057539_807118.html

Rafael Luque Cruz

13/06/2013 12:00 Rafa #. REFLEXIONES EDUCATIVAS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.