Facebook Twitter Google +1     Admin

CONVIVENCIA 4º ESO

Buena tarde, nuestros compañeros de 4º de la ESO, comparten sus experiencias en las convivencias con todos nosotros.

Las convivencias de 4º se han realizado en Almuñécar (Granada).

Los alumnos de Guadix viajamos en una furgoneta comandada por la madre Margarita y subcomandada por la madre Magdalena, que nos abandonó en Granada para ir con la madre Inmaculada en un coche. Llegamos a Almuñécar tras un intento de ir a Málaga, puesto que nos equivocamos de camino. Cuando llegamos a la casa donde íbamos a convivir, vimos que era muy grande y tenía una posición directa al mar (se veía el mar por las ventanas)

Los de Guadix llegamos los primeros y nos hicieron llevar la comida a la cocina.

Después fueron llegando los demás chicos y chicas de los otros centros (Almería y El Ejido)

Cuando nos instalamos y dejamos las maletas en nuestras respectivas habitaciones, salimos a la terraza y nos dieron ceras de colores y realizamos una actividad, la cual consistía en pintar en el rostro de un compañero aleatorio lo que nos transmitiera.

A continuación vimos un video en el salón. Era el video clip de la canción ‘‘color esperanza’’. Después nos reunimos por grupos para realizar algunas cuestiones sobre el video. Las debatimos en el salón y pusimos las ideas en común.

Después de esto, COMIMOS macarrones con salchichas y quien quiso repetir, repitió. De postre, tiramisú.

Nos dejaron dar una vuelta por los alrededores, la mayoría de nosotros bajamos a la playa a tirar piedras al agua. Cuando nos cansamos de tirar piedras, fuimos a una cafetería y algunos se tomaron un café. Volvimos a la casa y vimos otro video en el que se destacaba la fe de Dios. A continuación nos vendaron los ojos y teníamos que seguir un hilo que iba por toda la casa hasta llegar a la capilla, exactamente en frente de Jesús.

Después nos reunimos y compartimos lo que nos había parecido la actividad del hilo.

Cuando acabamos  de compartir nuestras ideas, nos pusieron la cena, hamburguesas, y bastante buenas.

Acabamos de cenar y nos dejaron aproximadamente 10 minutos de descanso. Nos convocaron en el salón y escogieron a 4 personas para hacer un juego que consistía en coger el pulsador de un aparato y empezaba a sonar una canción, cuando esta paraba, tenias que pulsar el pulsador. El último en pulsarlo le daba un calambre en el dedo.

Fue muy divertido y excitante porque no sabías a quien le podía dar.

También nos sacaron juegos de mesa y una baraja de cartas. Cómo nos cansamos de ganar (Jose miguel y yo), decidimos convencer a las monjas y a la profesora de biología para que nos dejaran un rato estar con nuestros compañeros y compañeras en las habitaciones antes de acostarnos. Después de un buen rato de intentarlo, lo conseguimos, bueno, lo consiguió, porque la compañera Elena de El Ejido fue la que más empeño le puso.

Hicimos un “trato” con las monjas, que nos dejaban estar en habitaciones reunidos, pero a la más mínima subida de tono, cada uno se retiraría a sus respectivas habitaciones.

Había de guardia dos personas, la madre Rosa y la profesora de Biología, Ana, que estaban sentadas en un sillón que había en el pasillo. Ellas vigilaban el tono de voz.

Fueron desalojando gente de habitaciones conforme iba aumentando el tono. Nuestra habitación fue la última en desalojarse a las 2 de la madrugada, puesto que no hicimos ruido apenas.

Nos ``dormimos´´ a esa hora y por la mañana, nos despertaron bastante temprano, a las 9.

Desayunamos rápido porque íbamos a asistir a la eucaristía en Almuñécar. Después de bajar una cuesta ``Mortal´´ llegamos a la iglesia. Cuando terminó, nos mandaron al McDonald para que nos recogieran allí con las furgonetas. Comimos en el McDonald porque estábamos hambrientos y cuando llegamos a la casa, nadie podía comer una paella que nos pusieron, una pena porque estaba muy buena.

Terminamos y nos mandaron a recoger las maletas y a ordenar y limpiar las habitaciones. Después nos dejaron un rato libre para despedirnos. Cuando acabó ese tiempo, partimos hacia nuestras localidades dejando en esa casa recuerdos muy positivos y unas ganas tremendas de volver algún día.

Sólo me queda contar y agradecer la presencia de todas las personas que han asistido, especialmente las madres Lola, Susana, Inma y Rosario y la profesora Ana. Tuvieron un comportamiento excepcional con nosotros al igual que nosotros con ellas. Y por último quisiera destacar la belleza interior y exterior de Elena Fernández y Elena Grusa de El Ejido, pero lo dicho, absolutamente todos los participantes han tenido un comportamiento ejemplar.

Adrián Morcillo Martínez

Agradecer a Adrian su crónica, para que todos veáis lo que os perdisteis, os dejamos con una pequeñas muestras fotográficas del fin de semana tan intenso:

Rafa Luque Cruz

02/12/2010 20:06 Rafa #. EDUCACIÓN

Comentarios » Ir a formulario

eligetusenda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)